Noelia Quirós

La Boda de Felipe y Mónica en Bodega La Venta – San Clemente

Amanecía un día lluvioso en San Clemente en pleno mes de Junio, pero no significó en absoluto ningún problema para Felipe y Mónica, y mucho menos para los mas de 300 invitados entre amigos y familia que vinieron a la boda. Se podía escuchar eso de “Mejor, así estamos mas frescos”. Y cierto es que llevé la chaqueta todo el día. En la Mancha. En Junio. Un lujo. No hubo ningún momento que la lluvia interrumpiera, así que la cosa quedó en mera anécdota.

El ambiente en las casas en las bodas en San Clemente es increíble. Se llenan de gente, amigos que se juntan desde el primer momento y están junto a los novios mientras se arreglan y los acompañan a la ceremonia. Felipe vino a recoger a Mónica a su casa con un ramo de flores y un trio flamenco que con palmas y cajón en mano se marcaron unas canciones que emocionaron y animaron a todos.

A pesar del cambio de planes para la ceremonia que estaba prevista para que se llevara a cabo en exteriores con una decoración de girasoles, la Bodega La Venta tuvo una gran capacidad para proponer un lugar a cubierto que fue todo un acierto y que también quedó perfectamente decorado y con capacidad para sentar a una gran cantidad de invitados.

No fue una boda convencional. Muchas risas, mucha alegría, mucha implicación y participación. Todos estábamos riendo y llorando a partes iguales, y mas ahora al recordarlo.

Lo pasé genial durante la boda. Hubieron muchos momentos, todos muy emotivos pero alegres, con amigos que lo daban todo, con proveedores que aseguraron que todo fuera perfecto: La orquesta de Gustavo, el oficio de Pitica, los Quesos de la Aldea… Un baile de novios increíble e inesperado,  y un momento para recordar a los que ya no están con el lanzamiento de unos farolillos. Todo resumido en una colección de fotos que aquí os presento.

 

Leave a Reply

Fotógrafo de boda en Valencia | Noelia Quirós | Estilo documental y narrativo

Desarrollado con Bokeh Pro para WordPress